Iglesia San Stefano Rotondo en roma, Italia

Nuestro viaje en el tiempo empieza justo a unos pocos metros del Coliseo, en una de la siete colinas menos conocidas de la Ciudad Eterna: el Celio. Es justo aquì donde el pasado medieval se une perfectamente a las ruinas romanas, a los jardines renacentistas, a las calles barrocas creando algo especial, una atmosfera y un conjunto unico que ha sido capaz de permanecer casi intacto durante varios siglos.

Las iglesias que caraterizan el aspecto actual del Celio son, quizàs, unas de las màs interesantes desde el punto de vista de la historia, de la simbologia y, claro, del arte entre las muchas que se pueden visitar en Roma. Y eso porque, entre ellas, hay una en particular que fue construida durante la segunda midad del siglo V , y que tiene una curiosidad: su planta circular fue hecha a imitaciòn de uno de los lugares màs importantes y significativos para los cristianos de todo el mundo: el Santo Sepulcro de Jesùs en Jerusalén. La iglesia es conocida hoy con el nombre de San Esteban “Rotondo” y fue realizada por voluntad del papa Simplicio (467-483).

UNA IGLESIA ÚNICA, MODELO DE GRANDES ARTISTAS

Dos son las razones fundamentales que nos atraen màs de esta iglesia: su increible arquitectura y lo que simboliza. Evidentemente de estas dos caracteristicas se dieron cuenta también muchos entre los artistas y arquitectos màs famosos, sobre todo de la epoca renacentista, que la consideraban un modelo absoluto de referencia para realizar iglesias o edificios a planta central. Bernardo Rossellino, Leon Battista Alberti, Francesco di Giorgio, Leonardo, los Sangallos, Rafael, Miguel Angel fueron aquì para copiar sus medidas, para admirar y descubrir el “secreto” de la perfeciòn de su projecto.

La planta circular les permitía en efecto poder ver materializados simbolos cristianos, teorias astronomicas y astrologicas, conceptos filosoficos de origen neo-platonica, antiguas leyendas paganas, la aplicaciòn de la cabala y, por ultimo, las teorias arquitectonicas que el celebre escritor romano Vitruvio (siglo I a.d. C.) habia tramandado a través de su tratado “De architectura”.

Leonardo sobre todo podia ver materializadas en ella sus sugestivas teorias sobre las relaciones proporcionales que existian entre el cuerpo humano y las formas geometricas (con el circulo precisamente) es decir entre el particular (nuestra dimensiòn terrenal) y el general (las formas divinas del creado y del universo).

Es cierto que esta relaciòn fue la misma que quiso aplicar, durante la segunda mitad del siglo V , el papa Simplicio y sus fieles arquitectos, dado que eligieron como modelo propio las medidas del templo de planta circular construido en Jerusalen bajo el emperador Constantino al principio del siglo IV, para proteger el lugar sagrado del SS. Sepulcro de Jesùs. El motivo era claro y evidente: Roma segùn los papas tenia que ser la Nueva Jerusalén de Occidente, Roma como la Ciudad Sancta por excelencia entre todas la ciudades de Europa.

ESTRUCTURA ORIGINARIA DE LA IGLESIA

La planta de San Esteban era muy compleja: tres anillos concentricos de distintas alturas a empezar con el màs externo que era el màs bajo respecto al màs interno que era el màs alto. Divide el espacio entre los anillos una cantidad impresionante de columnas antiguas romanas. Justo en correspondencia del anillo intermedio fueron erigidas cuatro capillas asì que, desde fuera, se podian distinguir facilmente cuatros brazos de una Cruz griega puesta en el medio de un circulo. Los “juegos “simbolicos y luminosos creados por la arquitectura y por las distintas fuentes de luz y sombra, tenian que ser de verdadad increibles y muy sugestivas.

EL RENACIMIENTO DE SAN ESTEBAN

La iglesia de San Esteban llegò practicamente intacta hasta el final del siglo XI cuando, por causa del saqueo de las tropas normandas de Roberto el Guiscardo, fue parcialmente destruida y abandonada. El papa Innocencio II (1130-1143) la restaurò modificando en parte la zona central donde, para sostener la cúpula, hizo levantar una pared transversal con dos gigantescas columnas monoliticas de granito que procedian de las cercanas termas de Trajano.

Fue creado también un unico atrio de entrada (antes eran cuatro) y se restaurò la preciosa capilla del siglo VII, hoy visible, con los mosaicos de epoca bizantina. Bajo el papa humanista Nicolò V (1447-1455) el celebre arquitecto Bernardo Rossellino añadiò bajo la cupola un altar de marmol, rehizo todo el pavimento y, dado que el anillo externo estaba totalmente destruido, murò el espacio vacio entre las 44 columnas del anillo mediano y obtuvo la pared actual externa de la iglesia. Mientras fue solo con el papa Gregorio XIII, en el 1580, que las paredes fueron pintadas con 34 frescos, obras de los dos artistas manieristas Pomarancio y Tempesta, con escenas muy crueles del martirio de los primeros santos cristianos.

Hoy en dia después de casi 20 años de restauraciones, durante los cuales se ha podido descubrir ademàs bajo el pavimento, un templo pagano del siglo III dedicado al dios Mitra, es posible de nuevo entrar en esta iglesia que tiene el “poder” especial de transmitir sensaciones misticas muy fuertes.
Fuente: http://www.hotelesderoma.es/iglesia-sanesteban-stefano-rotondo.htm

La ciudad de Génova en Italia

Génova es una ciudad de dos caras, que mira tanto interior como hacia el mar. Una ciudad llena de orígenes míticos, siempre un cruce de caminos de tráfico y cultura, entre Europa continental y el Mediterráneo. Génova es una ciudad rica en arte y con un puerto principal, que se abre al comercio y al turismo.

Tal vez sea la atmósfera de este puerto antiguo lo que embruja al turista o, simplemente, el encanto de una ciudad que también cuenta con un hermoso centro histórico.

Los rasgos principales de Génova central incluyen la Piazza de Ferrari, alrededor el cual están ubicados la Ópera y el Palacio de los Duxes. Su vieja ciudad medieval, el más grande en Europa, es un laberinto intrincado de callejones, donde entre las tiendas, restaurantes, y tiendas locales, visitantes pueden coger la vista del pasado noble de la ciudad en su siglo XVI palazzos, edificios barrocos, e iglesias románicas, que surgen sobre pequeño piazzas.

Strada Nuova (ahora Vía Garibaldi), en la vieja ciudad, fue inscrito a la Lista de Herencia Mundial en 2006. Este distrito fue diseñado al mediados del siglo XVI para acomodar los palacios Mannerist de las familias más eminentes de la ciudad, incluyendo Palazzo Rosso (ahora un museo), Palazzo Bianco, Palazzo Grimaldi y la Nueva cerveza Palazzo. La universidad del arte famosa, Musei di Strada Nuova y el Palazzo del el Príncipe también se localizan en esta calle.

El centro de la ciudad es una extensión manejable pero con una subida escarpada desde el puerto a la vieja ciudad (centro histórico) , con calles medievales puntuadas por iglesias y pequeñas y elegantes tiendas de moda. El fresco de la entrada de un palacio de siglo XVI en Galleria Imperiale ofrece magníficas antigüedades, en el fondo vía Scurreria. Tarde o temprano, el caruggi conduce a las plazas principales de la ciudad: piazza Banchi, que fue un mercado de grano, ahora lleno de compartimentos de flor y tiendas de segunda mano de registro; piazza renovado de Ferrari, con Palazzo della Borsa, con un centro de exposición y piazza vecino Matteotti, con el imponente Palazzo Ducale.
Fuente: Italia. Travel Guia. Net

Visitar Isla de Capri en Italia.

Capri es una isla mediterránea llena de historia y belleza natural. Con hermosos paisajes, playas y acantilados, callejones de piedra que quedaron intactos desde el medioevo, constituyendo uno de los tantos maravillosos rincones para descubrir a través de una excursión o escapada desde Nápoles.

La isla de Capri esta situada en el Golfo de Nápoles en medio del Mar Tirreno, a la que se llega a través de viajes en ferrys, lanchas, u otro tipo de embarcaciones. Capri es una maravilla paisajística que atrapa al turismo, desde los distintos lugares en que se la observa, su estructura calcárea blanquecina nos permite verla de diferentes colores según las horas del día en conjunción con los bosques, flores y pequeñas aldeas blancas que salpican las laderas de las sierras.

Durante un recorrido por la isla podremos conocer varios de sus encantos naturales y paisajísticos, como la Gruta Azul con aguas de color turquesa fosforescente que reflejan en la gruta tiñéndola de un intenso color.

La Isla de Capri posee dos centros urbanos, Anacapri, uno de los centros poblados de la isla, el cual nos ofrece además la interesante visita de la villa que perteneció al conocido escritor Noruego Axel Munthe. La otra es la ciudad de Capri que es el principal centro de población de la isla. Esta ciudad nos permite conocer los Jardines y el Balcón de Augusto, con esplendida vista panorámica. Es aquí donde comienza la senda peatonal que nos lleva hasta la Marina Picola, donde hay pequeñas playas y una estupenda vista a los “faraglioni”, que son unos promontorios rocosos que emergen del mar como si se tratara de gigantescos dedos.

Si realizamos una caminata de hora y media hacia el interior de la isla, descubriremos a la denominada “Villa Jovis o de Júpiter”. Este lugar se trata de los restos arqueológicos del antiguo palacio del Emperador Tiberio. Pero lo mas destacado de este atractivo en Capri, es su privilegiada ubicación que nos ofrece una magnífica vista panorámica de la isla y el Golfo de Nápoles.
Fuente: eturismoviajes.com

La ciudad de Atenas en Grecia

Conocer Atenas, es adentrarse en la ciudad que vio nacer la democracia, y que apasiona a cada paso por su arte e historia.

Además de descubrir los lugares más simbólicos, como son la Acrópolis, el Ágora o el Templo de Zeus, es muy interesante recorrer los concurridos y tradicionales barrios de Plaka y Monastiraki, desde los cuales se pueden apreciar unas vistas increíbles del Partenón.

Los sitios más imprescindibles de visitar, se hallan en un radio de una hora aproximadamente, si tomamos como punto de referencia, la Plaza de Syntagma. Por lo que aunque hay mucho que ver, casi todo esta situado en un perímetro más bien pequeño, y se puede ir andando a todos los sitios si no deseamos usar transportes, y disponemos de tiempo y ganas de pasear.

Atenas se puede visitar en dos días, aunque para conocerla en profundidad, es preferible contar con uno o dos días más. Y así también se puede recorrer el puerto del Pireo y otros barrios de interés.

Descubrir esta legendaria ciudad, es también callejear recorriendo sus barrios, donde apreciaremos mejor sus costumbres y tradiciones, así como su gastronomía, su artesanía o su música.

Asimismo podemos disfrutar de sus ricos museos, sus múltiples monumentos, iglesias, bazares, terrazas y restaurantes, que harán de cada instante un momento especial para el viajero.
Fuente: Guiarte. Com

Viajar a Bilbao en España

El País Vasco tiene fama de ser un territorio cerrado a las tradiciones, a su modo de vivir y de ser, dónde las verdes montañas y el bravo mar cantábrico invitan al aislamiento de su gente. Esta será una idea que si estamos alojados en uno de los hoteles en Bilbao romperemos. La capital vizcaína es la urbe vasca más cosmopolita e incluso camaleónica, donde su urbanismo ha cambiado en las últimas décadas más que cualquier otra ciudad de sus alrededores. Pero eso no le ha quitado su encanto y ser propio.

Desde hace unos años Bilbao está indiscutiblemente unida al Guggenheim, diseñado por Frank O. Gehry y que le ha reportado una fama internacional desconocida hasta el momento. Este museo es el símbolo del cambio de Bilbao en las últimas décadas, y como tal no deja de atraer año tras año visitantes de todas partes del mundo.

Otra de las atracciones que se han levantado los últimos años es el Palacio Euskalduna, que va de la mano de la Bilbao Exhibition Centre de Barakaldo en cuanto al turismo de congresos se refiere. Las Torres Isozaki Atea e incluso el nuevo aeropuerto de La Paloma, en la localidad de Loiu, han ayudado a cambiar la concepción de Bilbao desde una ciudad gris e industrial a una ciudad nueva, límpia y moderna.

Y es que ya no hay lugar para el aburrimiento en Bilbao. Los amantes del paseo o del caminar por la ciudad tienen a su disposición una gran gama de recorridos a realizar. Es de obligada visita el Casco Viejo, que acoge popularmente el nombre de las Siete Calles, donde se concentrar una gran cantidad de bares y restaurantes, codo a codo con tiendas tradicionales e innovadores. También hay que echar un vistazo a la Gran Vía, la gran arteria comercial y bancaria de la ciudad y donde también se encuentran codo con codo tiendas tradicionales y las firmas internacionales.

En fin, Bilbao ya no es lo que era, pero es más de lo que era. Ahora podemos visitar Bilbao y dejarnos llevar por los paseos marcados o sacarnos fotos delante del Guggenheim y su guardián, comer todo tipo de pintxos en el Casco Viejo o probar comida tradicional o innovadora en cualquier restaurante de la ciudad. Bilbao ha crecido, a primera vista, para bien.
Fuente: Living Viajes. Com

Lugo, ciudad con encanto en Galicia

Había oído decir que no era una de las ciudades más turísticas que podíamos encontrarnos en el norte de España. Pero ahora que acabamos de llegar de pasar un fin de semana allí, tenemos que desmentirlo rotundamente. Lugo es uno de esos lugares con encanto por descubrir, una pequeña ciudad abarrotada de historia por todos sus rincones.

Lugo es pequeña, íntimamente ligada a sus imponentes murallas romanas, con un centro histórico que merece mucho la pena y la sana costumbre de tomarse unos vinos y unos pinchos en las rúas principales. Sea cual sea el lugar donde tengáis vuestros hoteles en Lugo, seguro que estaréis muy cerca de sus monumentos de interés. La mejor zona para pasear es por su centro histórico, delimitado por el perímetro de las murallas. Realmente son imponentes, y por algo están declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Se trata del recinto defensivo romano mejor conservado del mundo. Su perímetro completo tienen 2.100 metros de longitud, y cuenta con unos 72 cubos enteros. La altura de las murallas de Lugo oscila entre los 10 y los 15 metros. Tiene diez puertas en total, de las que destacan la Puerta Miñá o del Carmen, la Porta Nova, la Puerta de San Pedro o Toledana, la Puerta de Santiago y la Puerta Falsa. Dentro de este centro histórico podéis visitar, cómo no, la Catedral de Lugo. Su construcción se inició en el siglo XII, y no se concluyó sino hasta dos siglos más tarde. En su interior acercaros a la Capilla de Nosa Señora dos Ollos Grandes, del siglo XVIII, al retablo mayor de Cornelis de Holanda y a la sillería del coro, una de las mejores en estilo barroco de España. Hay otros lugares de interés en este centro histórico, como el Luci Imago, una sala de exposiciones sobre el Lugo romano, el Palacio Episcopal del siglo XVIII, la Praza do Campo, que era el antiguo foro romano, el Museo Provincial, uno de los mejores de Galicia, la Iglesia de San Froilán y la Plaza Mayor, corazón de intramuros. Fuera de las murallas surge la Lugo moderna, donde destacan el Museo Diocesano del Seminario Mayor, el Parque de Rosalía de Castro, que cuenta con un precioso mirador sobre el río Miño, y las Caldas de Lugo, aguas termales cuyo manantial surte agua a unos 43 grados. Ni que decir tiene que venir a Lugo es encontrarnos con una de las antiguas ciudades romanas más importantes de España. Cuando la noche cae sobre las iluminadas murallas sólo hay que dejarse llevar para hacer un maravilloso viaje en el tiempo siglos atrás. Está claro que Lugo merece, y mucho, la pena. Fuente: Living Viajes. Com

Paseos en camello por Canarias

No es el Sahara pero se parece. No es el desierto, pero se lo puede andar como si lo fuera. En el sur de Gran Canaria, en las dunas de Maspalomas, es posible montar un dromedario y cruzar las enormes extensiones de arena de la reserva natural a bordo de este característico y, al menos para mí, cómico animal.

La excursión sale de la bajada al Faro en Playa del Inglés, a 300 metros del charco. El paseo dura 30 minutos por la reserva, también puedes darles de comer y fotografiarlos antes y después de la caravana. Otra curiosidad más es la de recibir el beso del camello.

El precio es de 20 euros para los adultos, 15 para los niños y es gratuitos para los menores de 5 años. Está abierto todos los días de 9 de la mañana a 4 de la tarde. El teléfono es (34) 928 760 781.

La misma excursión la puedes hacer en Fataga, también en Gran Canaria. Difiere el paisaje pero sigue siendo la misma experiencia. Está abierto todos los días de 9 de la mañana a 6 de la tarde. El teléfono es (34) 928 798 680.

También puedes hacerlo en las demás islas del archipiélago. Por ejemplo en Tenerife está el Camello Center, en El Tanque, aquí el paseo es por un paisaje recreado, ambientado con más dromedarios, llamas y cabras. En este caso el paseo es de 20 minutos pero cuesta también menos, 8 euros, y te visten con bata y turbante.

Hay un momento muy gracioso, el de subir y el de bajar, en que el camello se levanta o se pone de rodillas, primero las patas de adelante y luego las de atrás, parece que te vas de boca al piso pero no. Al salir te otorgan un permiso para conducir camellos, con lo que cuesta el carnet de conducir, si lo hubiese sabido antes. Este es el teléfono, (34) 922 136 191.

Me parece una alternativa divertida al día de playa ¿te imaginas algún día midiendo la potencia de un coche en camellos de fuerza? No importa, yo tampoco. Será que la industria automotriz no tiene mucho que ver con el desierto.
Fuente: Sobre Canarias. Com

La Plazoleta de San Pedro en el Vaticano

La Plazoleta de San Pedro es posiblemente una de las más famosas del mundo, ya que está en frente de la Basílica de San Pedro en Ciudad del Vaticano, el centro de la religión Católica en el mundo y uno de aquellos sitios que son emblemáticos y fácilmente reconocibles a primera vista. Cuantas veces no se ha visto esa imagen de la hermosa Basílica con su plaza y el obelisco en ella, hasta el punto que se ha convertido en uno de aquellos lugares que muchos quieren visitar.

La plaza de San Pedro tiene una forma de elipse y el obelisco que se puede ver allí fue transportado desde Egipto hasta Roma en el año 37 d.C., por el emperador Calígula para que fuera el centro de un circo que luego fue completado por Nerón. En este circo fue asesinado San Pedro en las primeras persecuciones hacia los cristianos, pero el obelisco se movió hacia el lugar donde está ahora con el tiempo.

En cada uno de los lados de esta plazoleta hay dos rocas entre el Obelisco y las Fuentes y si los visitantes se ponen de pie en ellas, pueden ver como las cuatro columnas principales se convierten en una. También se recomienda visitar las hermosas fuentes de esta plazoleta, que fueron construidas por dos arquitectos diferentes, Maderno y Bernini, y que son uno de los grandes atractivos del lugar.

Llegar a la Plaza de San Pedro es muy fácil, desde el Ponte Sant Angelo, por la gran avenida llamada Via della Conciliazione. Se recomienda caminar por toda su extensión y poner atención a la serie de 162 estatuas de santos que están encima de cada una de las columnas que la rodean y que fueron también hechas por el arquitecto Bernini, basándose en las que están en la fachada de la Basílica.

Fuente: Ser Turista. Com

Un día en el Antiquarium de Pompeya

Los viajes que se suelen planificar con destino Pompeya parten muchas veces desde Roma o desde Nápoles, todo varía según la ruta que se este realizando en Italia. Sea cual sea el origen, es obligación contemplar en la ciudad una reliquia histórica construida en el año 1861: el Anticuario de las ruinas de Pompeya.

Este bello museo, lamentablemente en el año 1943 fue destruido a causa de un bombardeo en el momento que se presentaba la Segunda Guerra Mundial. Gracias a la colaboración gubernamental, en el año 1948 fue reconstruido en base a modernos criterios museológicos, con el objetivo de brindar un panorama completo de la histórica ciudad.

Actualmente, podéis disfrutar de grandes descubrimientos procedentes de sitios arqueológicos como Pompeya, Herculano,ma Oplontis y Stabiae, tras incontables excavaciones hechas en 44 de las 67 hectáreas que ocupaban las ciudades.
Además, el Anticuario brinda la posibilidad de admirar materiales relacionados con las diferentes etapas que pasó la zona y sus alrededores con sentido cronológico para comprender aún mejor.

Por tal motivo, el museo está dividido en cuatro salas. La primera refiere a la fase protohistórica, donde se representan objetos sepulcrales provenientes de la necrópolis de inhumación del Valle del Sarno (Edad de Hierro, entre los siglos IX y VIII a. C). En tanto la segunda sala, podéis observar el período arcaico con terracotas del Templo Dórico y del Templo de Apolo, especialmente se distinguen las cerámicas corintias, y áticas con formas negras.

Y por último, la tercera y cuarta sala cuentan con objetos del período romano y recursos naturales por parte del hombre. Asimismo, podéis conocer moldes de yeso de personas y restos de animales atrapados por la erupción ocurrida en la ciudad.

Recuerden llevar consigo la cámara fotográfica o una buena filmadora. La historia relata más de lo que vosotros puedan imaginar! Quedarán encantados!

Información práctica:

  • Dirección: Vía Villa dei Misteri, 2, 80045 Pompeya, Nápoles, Italia
  • Horario: Abierto todos los días de la semana de 08:30 a 18:30 horas. En época de verano, el horario de cierre se extiende hasta las 19:30 horas.
  • Precios: Adultos € 5,50, niños entre 3 y 12 años € 2,75. Menores de 3 años, ingresan gratis.

Fuente: Sobre Italia. Com

Inauguraron el Ferrari World en Abu Dhabi

La popular marca italiana Ferrari ha inaugurado Ferrari World, un parque temático que cuenta con la montaña rusa más rápida del mundo y un descenso de una torre de unos 20 pisos de altura, donde se duplica la sensación que experimentan los pilotos cuando aceleran al máximo en una carrera.

Destaca por ser la primera escudería que e mete de lleno en el mundo de los parques temáticos y afirma que este rincón es el paque bajo techo más grande del mundo. Ha sido elegido con mucho cuidado, muy cerca del Yas Marina Circuit, lugar donde se correrá la última carrera de la presente temporada, uno de los lugares con mayores ingresos per cápita del mundo.

Khaled al Qubaisi, único piloto del Medio Oriente de alto nivel, que Porsche Supercup Series, declaró: “A la gente de esta zona le encanta la velocidad. Lo percibes cuando manejas en la calle. Es algo que llevamos adentro. Nos gusta ir rápido y ganarle al otro en lo que sea, autos o caballos“.

La velocidad de esta montaña rusa es de 240 kilómetros por hora y el descenso vertical es de 62 metros además de contar con un impresionante techo del mismo color de Ferrari de 200.000 metros cuadrados y donde todos los visitantes podrán recorrer el paddock de Ferrari así como tocar las herramientas que usan los mecánicos durante las carreras o incluso aprender cómo se realiza un cambio de neumáticos.
Fuente: Las Escapadas. Com