ad

One Comment

  1. memo
    29 Agosto, 2011 @ 4:12 pm

    Dichosa ciudad de Jerusalen que fuistes bendecida al dejar en tu suelo la huella de los pies de nuestro señor Jesucristo, cuando no desearamos nosotros los de Centroamerica contar con esa dicha.

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *